grupo operativo miconatura


GRUPO OPERATIVO “MICONATURA”: Cultivo de shiitake ecológico, hongo medicinal y desarrollo de un protocolo de  aprovechamiento sostenible de la biodiversidad fúngica para conseguir crear empleo y favorecer el crecimiento económico en el medio rural en Asturias.

 

La iniciativa pretende formar un grupo operativo de la AEI para realizar un protocolo para el cultivo ecológico del hongo shiitake y otro para desarrollar la gestión sostenible de la biodiversidad fúngica en el Principado de Asturias, consecuencia de la sensibilización sobre estas acciones que surgieron de dos actividades formativas a través de la formación Leader, realizada en las localidades de Luarca y Tineo.

 

El Shiitake (Lentinula edodes) es una especie saprofita que desde hace siglos se ha cultivado en los países orientales de Asia. Es una seta procedente de Japón rica en elementos nutritivos (aminoácidos esenciales, proteínas, hidratos de carbono, vitaminas y minerales). También posee propiedades medicinales entre las cuales se encuentra la potenciación del sistema inmunológico, por lo que se le atribuyen propiedades para el tratamiento del cáncer.

 

Los objetivos para el desarrollo del cultivo ecológico de la seta Shiitake en Asturias son:

 

-Puesta en valor de la seta de cultivo Shiitake en Asturias, como modelo de cultivo ecológico y con alternativa de económica en el medio rural.

-Creación de un estándar de calidad y metodología de cultivo eficiente.

-Mejora en la calidad final del producto e innovación en los procesos de incubación y producción de la seta.

 

Por otro lado, el aprovechamiento de los hongos silvestres está hoy muy extendido, tanto por el valor comercial, como por el número creciente de visitantes que acuden a los diferentes bosques atraídos por la riqueza micológica.

Para conseguir la regulación del aprovechamiento micológico y mantener su biodiversidad es preciso elaborar una normativa que regule la actuación de los gestores y recolectores. Debe existir una planificación del recurso, a través de un estudio detallado, al menos a nivel comarcal, que dará  lugar a la constitución de un coto o aprovechamiento regulado. Una forma sencilla y económica para gestionar el aprovechamiento micológico es constituir una Asociación, que es quien arrienda el aprovechamiento a los recolectores.

 

Los objetivos del desarrollo de un plan micológico deberán:

 

- Proporcionar una formación específica para las personas que se dediquen a la gestión y aprovechamiento de la diversidad micológica.

- Asegurar que el aprovechamiento micológico no afecta a la estabilidad del hábitat natural.

- Justificar la realización del aprovechamiento, manteniendo y conservando las zonas naturales.

- Proporcionar criterios a seguir en la recolección, basados en la conservación de las especies. 

- Delimitar la zona de recolección y diseñar la señalización de las especies objeto del aprovechamiento.

- Delimitar la responsabilidad de las figuras participantes en la recolección, (individuos y/o instituciones).

- Determinar los requisitos que deben cumplir las personas autorizadas a realizar la recolección.

- Diseñar el método de seguimiento y mejora continua del plan de regulación definido.

 

 

 

 

Miembros participantes del GOI MIconatura:

 


Subvencionado por: